bsst24
Allá por el año 1931, Srila Bhaktisiddanta Sarasvati Thakura tenía una limusina, y vestía con garbo. Siempre usaba dhoti, pero, de acuerdo a la ocasión, portaba un abrigo cruzado, medias y zapatos. Para recibir invitados especiales tenia muebles finos. Consecuentemente, refiriéndose a la élite, dijo: “al predicar también estamos acercándonos a la gente del mundo, vistiendo un poco más suntuosamente que ellos, viviendo en un lugar más elegante que ellos, incluso, presentando un conocimiento más elevado que el de ellos; sin esos elementos, estas personas pensarían que no valemos nada y no tendrían la mas mínima disposición de escuchar nuestro Hari-katha…Es preciso ir a varios lugares para propagar Hari-katha, así que debo presentarme como un caballero educado y decente; de lo contrario, los no devotos no me darán su tiempo”. Luego entonces, ¿qué otra razón de peso hay para vestir elegantemente durante el sankirtan?



Un comentario en “Todo para la predica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *