por Srila BB Tirtha Gosvami Maharaja

La vida de grihasta, es uno de los ashrams donde sin duda existen muchas oportunidades de crecimiento y de servicio, pues está acompañada de múltiples deberes y responsabilidades, tales como: la atención y manutención de la familia, la educación de los hijos, las labores domésticas, etc. Sin embargo es común que dentro de la vida de grihasta muchas veces los practicantes sean fácilmente absorbidos por el ritmo de una vida meramente materialista y de supervivencia, inclinándose a las actividades mundanas y relativas.

Como consecuencia, es muy difícil para un devoto grihasta permanecer totalmente distanciado del entorno transitorio y las influencias de las relaciones físicas temporales, lo cual merma la práctica de la vida espiritual y de la prédica, olvidando que Sri Krsna es el amo del hogar y que los miembros del mismo son sus servidores. Es por ello que un devoto grihasta debe de dirigir su vida hogareña para el servicio de Sri Krsna y sus devotos, abandonando todos aquellos actos y hábitos que por sí mismos no son favorables para la vida devocional.

Afortunadamente para los grihastas las sagradas escrituras y los grandes sabios han derramado su misericordia hacia ellos, dotándolos de herramientas e instrucciones que les permitan caminar este sendero con la mayor conciencia posible. Sri Caitanya Mahaprabhu da la siguiente instrucción para los grihastas:

  • Hacer harinam
  • Servir a los Vaisnavas
  • Adoración a la Deidad

Si existe alguna dificultad para realizar la adoración a la Deidad, se debe servir a los vaisnavas y hacer Nam-sankirtan, con la asociación de los devotos puros ellos obtendrán inspiración y dichas prácticas serán un recordatorio para ellos, de que el sentido de su vida radica en servir a Krsna y a sus devotos, y nada más, salvandolos de los enredos de una vida familiar sin Conciencia de Krsna.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.